Crítica: Los vagos

Crítica: Laura Pacheco Mora

 

El pasaje de la adolescencia a la adultez es un momento muy complejo en la vida de un ser humano. Los vagos, es una película que nos cuenta este momento, es protagonizada por Agustín Avalos (Ernesto).  La película transcurre en un ambiente veraniego y permanentemente, escuchamos música popular.

FB_IMG_1535724841563.jpg

Es la ópera prima de Gustavo Biazzi, director y guionista misionero. Se rodó en el 2016, gran parte de las locaciones fueron en Misiones y está ambientada en tiempos anteriores, en los que no se utilizaban celulares.

Ernesto, junto a sus amigos, explotan los restos de adolescencia que les queda, antes de que la adrenalina juvenil se convierta solo en compromiso y responsabilidades.

Los protagonistas funcionan como contraste en los roles que interpretan, el masculino y el femenino. Y, claramente, se plantea aquí, que la mujer es la que madura primero.

Además, se toca el tema del desarraigo del hogar para obtener logros personales lejos de casa, en este caso, Buenos Aires, en donde el protagonista se encuentra con la soledad, ya lejos de los vagos y con la consecuencia de sus actos, pero sin profundidad.  Se destaca la actuación de Avalos por la credibilidad del personaje, sin embargo, resulta difícil conectarse con su personaje.

Cuenta con una excelente fotografía; el guion es regular, no plantea nada novedoso o trascendental; el espectador, realmente se siente fuera de la historia, observa sin involucrarse.  El ritmo del film se torna lento y no queda claro el mensaje a transmitir, por tanto, no nos invita a la reflexión.  

Calificación: 5/10

Anuncios

Deja un comentario