Crítica de cine: Maligno

Por Gonzalo Borzino

Luego de mucho tratar, Sarah (Taylor Schilling) y John (Peter Mooney) logran cumplir su mayor deseo: tener un hijo. Miles (Jackson Robert Scott), resultando ser un niño sumamente inteligente, es enviado a escuelas especiales para desarrollar su jovial mente de genio, incentivado por sus padres que lo ven como alguien único. Sin embargo, a medida que crece comienza a mostrar facetas oscuras de su mente, revelando una psiquis perturbada por algo que él describe como una entidad que despierta mientras él duerme. Sus padres, sin saber qué hacer, solo pueden ser testigos de cómo su pequeño se va convirtiendo en otra persona, hasta el punto en que ellos mismos no se sienten seguros con él. Lentamente, Sarah se percatará de lo que tiene que hacer para curar su malestar y salvar a su familia.

IMG_20190302_005351.jpg

Nicholas McCarthy (Home, El Pacto, Holidays) vuelve a meterse de lleno en el terror junto al guionista Jeff Buhler (cementerio de animales, Jacob’s Ladder) con este film del subgénero de niños diabólicos que se siente bastante cercano a la saga de La Profecía (The Omen) y a La Huérfana. Con varios jumpscares bien colocados y una fotografía agradablemente lograda, la película narra la historia de forma poco personal, dándole un rastro de dejadez y, quizás, sacrificando un poco la sensación de urgencia y pánico ante un niño que no es lo que parece.

A nivel actoral, Taylor se ha lucido transmitiendo un gran sentido de ahogamiento a través de sus expresiones de terror. A medida que el personaje de Sarah se va haciendo más consciente de lo que el espectador ya descubrió en la última media hora, su rostro se transforma progresivamente, acompañando el ritmo de la película. Y que decir de Jackson, una promesa actoral que ya participo del genero como Georgie en la remake de IT. El juego de miradas que posee es superlativo y su dicción pausada y clara da a lugar a los momentos auténticamente perturbadores de la película, para disgusto de algunos debido a la naturaleza de los mismos.

Lamentablemente la premisa acaba sufriendo de un vacío de contenido, dejando pocas preguntas a desarrollarse a lo largo de la trama, consecuencia de una pequeña sobredosis de información que se le da al espectador muy tempranamente en la cinta, de forma injustificada. Se alimenta de personajes sosos que no siguen su sentido común y de conveniencias demasiado especificas y poco practicas que generan un daño en el verosímil. Asimismo, intenta ponerle reglas a lo paranormal, pero las deja lo suficientemente difusas como para frustrar al consumidor atento.

Este es un ejemplo de dos creadores de género, volviendo a hundirse en terreno conocido. Con un nivel actoral fenomenal, fotografía y locaciones interesantes, todo parece indicar que sus problemas provienen de un guion que jamás se leyó en voz alta. A su vez, sufre de publicidad engañosa, vendiéndose con un trailer atractivo y la atrevida frase “debimos eliminar escenas porque resultaban demasiado fuertes para el público“, cosa que desde luego no se llega a saborear ni por asomo en el producto final. Para determinar que esta película es regular, no hace falta ser ningún prodigio.

 

Puntaje: 5.5/10.0

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s