Análisis: Ritual: Crown Of horns para Nintendo Switch

Hemos tenido el placer de probar y analizar el juego Ritual: Crown of horns, un título desarrollado por el estudio polaco ifun4all. Se trata de un juego que mezcla el wéstern, brujas, bestias, acción y Tower Defense. Es una increíble combinación que se ve algo perjudicada por un control muy impreciso pero que aún así, sus elementos hacen que se trate de una experiencia bastante atractiva.

Nos ponemos en la piel de un caza recompensas que tiene la misión de acabar con una bruja, en el intento el es atacado por una especie de hombres bestias y resulta asesinado. Pero luego de eso, este personaje es resucitado por la misma bruja, formando una alianza para ir contra aquellos que lo han traicionado. Se trata de una premisa muy interesante que se plantea como el inicio para llevar a cabo una serie de misiones en las que tendremos un límite de tiempo. Su jugabilidad se basa en eliminar una serie de enemigos, y a la vez evitar que estos ataquen un objetivo determinado, ahí radica el concepto de Tower Defense. Obviamente si estamos en el lejano oeste, o una representación de este periodo, no pueden faltar los disparos, y es aquí el atractivo de su concepto de shooter, aunque aquí es donde nos van a traer algunos dolores de cabeza. En las batallas que comenzarás a librar, tendrás un slot de armas, en la que podrás equipar 3 en un arsenal dónde podés almacenar hasta 8 armas. Cada arma posee características especiales, en cuanto al daño, la distancia del disparo, entre otras cosas. El título mantiene un sistema muy estratégico en este concepto, aunque dónde falla es en la ejecución, ya que el control puede resultar algo áspero, al igual que su tiempo de respuesta, por lo que toca volverse bastante habilidoso en algunas ocasiones para tratar de salir ileso. Si no fuera por ese aspecto que se denota al momento de jugar, el título sería por excelencia un frenético shooter y Tower Defense, que cuenta con gran variedad de elementos, ya que además de las armas, puedes cambiar tu atuendo para obtener diversas habilidades, y también el acceso a una variedad de hechizos que serán muy útiles en combate.

En cuanto al apartado visual, el juego mantiene una vista aérea, que desde su simpleza nos otorga una ambientación muy interesante. Con un buen manejo de sombras, diseño de personajes y elementos que rodean al escenario de los combates. Se trata de una mezcla algo extraña, pero el toque wéstern le da un encanto que le es muy particular. El apartado sonoro brinda una experiencia que resulta inmersiva, entre disparos, detonaciones , muertes y su música que nos traslada a un oeste un tanto sombrío.

Ritual Crown of horns es un videojuego que tiene muchos elementos que lo hacen sumamente atractivo. El lejano oeste, las brujas, los demonios y todo la acción en una mezcla que es exquisita. Y aunque su control es tosco y lento a la respuesta, es un título que brinda una experiencia interesante, que si bien podría mejorar mucho ese aspecto, lo que hace bien lo compensa.

Calificación 7/10