Análisis: Airheart: Tales Of Broken Wings para Nintendo Switch

Por Daniel Alvarez

Hemos tenido el placer de probar el juego Airheart: Tales Of Broken Wings en su versión para Nintendo Switch y realizamos este análisis para valorar la experiencia del juego en la consola híbrida. Nos podemos en la piel de una piloto en la ciudad de Granaria, donde tendremos una gran aventura.

En su historia principal, el juego presenta a Amelia, una chica que es enviada a vivir a la ciudad voladora de Granaria. Aparentemente es llevada a aquel lugar para vivir una vida mejor, y es allí donde debe ganarse la vida como pescadora en los cielos de la ciudad , pero que a su vez debe tratar de sobrevivir a los piratas que rondan el sitio. Se trata de un juego con una historia y una jugabilidad interesante , pero que tiene ciertas limitaciones a la hora de ver su jugabilidad.

Jugabilidad:

El título nos ofrece como jugabilidad, salir a los cielos para recolectar peces y conseguir dinero y piezas que servirán para mejorar tu equipo. La forma de juego y los controles son bastante sencillos, ni bien comienzas la partida tienes un nivel de tutorial donde obtienes tu título de piloto, y sirve para comenzar la aventura. El manejo del avión es ágil y sencillo, aunque su gran problema radica en el manejo de la cámara, ya que tiene un puntero que solo se maneja en cuatro direcciones y que a veces resulta algo incómodo. Mayor es la incomodidad en el modo portátil de Switch, ya que se complica al hacer dichas maniobras con los controles acoplados a la pantalla. Si donde el título gana puntos es en su modo multijugador, en qué donde te permite conectar hasta cuatro jugadores y manejar un zeppelin, de esta forma se puede poner a prueba el trabajo en equipo y sobrevivir a los enemigos y cazar todas las especies de peces que hay. Este modo es ágil y entretenido y se acopla perfectamente a las funciones de los joy con.

Apartado técnico:

El apartado visual del juego es también un punto fuerte, brindando un diseño artístico notable en los escenarios en el cielo, además del diseño de los aviones. Las imágenes son coloridas y fluyen de manera dinámica a través de las partidas. La banda sonora es acorde, un poco repetitiva pero muestra tranquilidad con sus suaves melodías.

Duración:

La duración del juego en general es corta, basta de algunas horas para completar la historia principal, aunque existen añadidos a la hora de conseguir dinero y elementos para mejorar tu equipo. Así como una sala de reparación donde deberás combinar los objetos obtenidos para crear nuevas piezas de mejora. El modo multijugador es un complemento que amplia las capacidades del juego en cuanto a su duración, y que resulta una experiencia entretenida si tienes con quien jugarlo.

Conclusión:

Airheart: Tales Of Broken Wings es un juego que resulta muy entretenido en su jugabilidad, puede que tenga algunas carencias desde lo técnico , pero aún así es una experiencia satisfactoria para los amantes de las aventuras de alto vuelo. Su diseño artístico y apartado visual se destacan dentro de un juego de corta duración pero interesante para probar en Switch. Añadido como el modo multijugador permiten que la experiencia de juego se más completa, sobre todo en Switch.

Lo mejor:

La historia y la jugabilidad

El modo multijugador

Su diseño artístico

Lo peor:

Algunos problemas con los controles y su sistema de apuntar armas que resulta algo fastidioso.

El juego es relativamente corto.

Puede resultar algo repetitivo

Calificación 6.5/10

Anuncios

Deja un comentario