Crítica: El sol también es una estrella.

Por Daniel Alvarez

El cine dirigido hacia el público adolescente, pasó por una época en el que se realizaban adaptaciones de novelas de ciencia ficción hasta el hartazgo. Este género se fue apagando de a poco a medida que llegaban films con una calidad cuestionable, y que tampoco resultaban rentables en la taquilla. Este tipo de cine tomó un nuevo rumbo, el de adaptar dramas adolescentes, en la que hemos tenido cintas interesantes como Extraordinario, Las ventajas de ser invisible, entre otros. Lamentablemente ya se está sintiendo aquel abuso al género, donde hemos tenido bazofias como After o Cada día, solo siendo llamativas para un número reducido de espectadores, los lectores de los libros. El sol también es una estrella es una película que llega callada dentro de este género, y si bien puede resultar algo fantasiosa e inverosímil, se coloca como un film entretenido y con un interesante punto de vista sobre el tema de la inmigración.

La protagonista pertenece a una familia proveniente de Jamaica, debido a una redada aleatoria que se hizo en el bar donde trabaja su padre, deberán abandonar los estados unidos por encontrarse viviendo ilegalmente. Ya su familia resignada a tener que irse a su hogar, ella busca hasta el último recurso para quedarse, y es en el camino donde se encuentra con un chico surcoreano, con el que tendrá un fugaz romance. Quizá el punto flaco de la historia, es la forma en que se lleva a cabo esta historia de amor, tomando como excusas las casualidades y el destino para su encuentro, y que por ello deben estar juntos. Aún así su recorrido es interesante, ya que todo sucede en un solo día y logran dar un correcto desarrollo a los personajes.

Los protagonistas Yara Shahidi (Black-ish) y Charles Melton (Riverdale) están correctos en sus papeles, aunque obviamente caen en los clichés de su guión, pero a pesar de todo existe química entre los personajes , haciendo creíble su relación, más allá de la fantasía.

El sol también es una estrella es una película correcta y entretenida, que para ser dirigida al público juvenil, está muy bien lograda en comparación a los últimos estrenos dentro de este subgénero de dramas adolescentes. Mantiene un planteo interesante sobre el tema de la inmigración, aunque no se les escapan los diálogos lleno de clichés y situaciones un tanto inverosímiles. Es una película que que denota carisma desde su sencillez, aunque no esté abierto a todo el público.

Calificación 6.5/10

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s