Reseña: 200 Golpes de Jamón Serrano

Miércoles a las 21 hs, en el Chacarerean Teatre, un Gustavo Garzón en estado puro, con dramaturgia y dirección de Marina Otero.

En esta obra, no es posible separar al actor Gustavo Garzón de su personaje, porque una parte de la propuesta es compartir con el público y su partenaire, Marina Otero, fragmentos biográficos de su vida.

La primera parte del espectáculo, el desafío es plantear con humor una historia de vida, donde hay tramos que no son simples de contar y menos haberlos transitado. Para el público, lo más encantador, es escuchar hablar desde el llano, sin tapujos acerca de como es la vida de un actor, el medio teatral, televisivo, los vínculos y con valentía habla de lo importante, su cáncer de lengua. Hoy tiene la suerte y en primera persona, de decir que está curado, pero para esa época, aproximadamente tres años atrás, las propuestas laborales, según lo contado en escena, coincidencia o no, cayeron totalmente.

Este primer tramo, Gustavo lo sella, recordando con mucho respeto y amor a su ex compañera de la vida, Alicia Zanca. A esta altura del espectáculo las emociones han desbordado al público, descubriendo a una versión de Gustavo, padre de familia, un actor enamorado del oficio y el coraje que tiene para andar por la vida.

La narración continúa acerca del proceso interno de resiliencia, donde nos relata como busca la ayuda hacia afuera, encontrando a Marina Otero. La cual se involucra en este recorrido autobiográfico, compartiendo sus impresiones, y como se gestó esta obra, que estamos hoy viendo en el Chacarerean.

La obra, que dice tener un rumbo desconocido, pero que no es así, porque ofrece humor, música, show, además es una demostración innegable que desde el teatro se pueden dar “buenas lecciones de vida”, y me parece maravilloso el desafío.

No continuamos dando pormenores, porque les aseguro que lo importante es vivir todo lo que resta del espectáculo, donde termina con un final de alegría, el público sube al escenario para bailar y cantar. Gustavo se lo ve dichoso de compartir el escenario junto a sus hijos.

En lo personal, me pega mucho, porque conozco que además de ser una figura pública, Gustavo,

20190612_222839

es un ser humano, luchador, que cree en lo que hace, y lo he visto participar en congresos sobre discapacidad, y plantear temas de fondo, como por ejemplo, cómo en otras partes del mundo, existe una verdadera red de protección a los discapacitados, con planes y programas, que prevén dar solución a la desaparición biológica de los familiares directos, por el inexorable paso del tiempo. Y luego de ese planteo, verlo subirse a un escenario para cantar y darle para adelante, me parece admirable, Garzón predica con el ejemplo y no me cabe la menor duda, que el público es generoso y retribuirá con creces, todo ese amor.


Reseña Diana Decunto – inboxmatutino@gmail.com

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s