Análisis: Code Vein para PS4

A la hora de tener que hablar sobre próximos videojuegos, muchas veces hemos oído o leído las palabras que catalogan a un juego como “El nuevo Souls” lo algo similar que denote la referencia a la emblemática producción de From Software. Ahora sí, desde que Bandai Namco dió los primeros avances de lo que sería su nuevo juego llamado Code Vein, proveniente del estudio Shift (Creador de God Eater) pudimos notas las claras referencias al juego anteriormente mencionado, pero que tambien mostraba un encanto propio en relación a su diseño artístico y la historia que prometía contar. Code Vein es todo eso, un juego con un fantástico apartado visual, una narrativa potente y una jugabilidad Souls que cumple, aunque su gameplay tenga algunas flaquezas.

Para comentar un poco sobre su historia, nos situamos en un futuro post apocalíptico en el cual surgió una raza de vampiros llamados “Los renacidos”, que se encuentran condenados a vagar por la tierra, el tema es que si no llegan a beber la sangre de sus víctimas estos terminan perdiendo la cabeza. Toda su historia esta marcadamente narrada a través de cinemáticas, que mantienen un estilo animé pero que también logra salirse del tipo de juego completamente japonés, algo que ha sucedido recientemente en juegos como Astral Chain. Justamente haciendo mención al título de Platinum Games, además de contar con un diseño visual marcado por el anime, pero que también cuenta con un estilo más universal. También comenzamos con la creación de un avatar, nuestro personaje puede ser hombre o mujer, también podremos configurar rasgos como los colores de los ojos, la piel, el pelo, el peinado, entre otros elementos para encontrar el aspecto que queramos para nuestro protagonista. Luego de eso nos vamos adentrando a sus mecánicas de juego, ya estando dentro de su narrativa, en términos de gameplay nos damos cuenta de todo lo que bebe de la saga souls en el momento de las acciones. Contamos con una barra de energía que sirve para regular nuestras acciones como el ataque o esquivar, por lo que debemos ser estratégicos con nuestras acciones para no morir por culpa de nuestro agotamiento, de todos modos esta barra se va regenerando con solo esperar un momento. También habíamos comentado que en su historia la sangre tiene un papel fundamental, así que también lo será a nivel jugabilidad con los denominados códigos de sangre. Con esto nuestro personaje irá adquiriendo habilidades,que pueden provenir de jefes derrotados o lugares determinados pero estos tienen algunas limitaciones a la hora de combatir. Por eso mismo el juego incita a que uno empiece a experimentar y tratar de dar con un código de sangre que le resulte de lo más útil. Si bien los controles se sienten muy bien, y que el juego va abandonado un poco su toque RPG para ir a la acción más directa, si se siente en momentos que la experiencia se torna un tanto repetitiva y que no llega a aprovechar la variedad de opciones que nos pueden dar los códigos de sangre, siendo ese su punto más atractivo o novedoso dentro de un estilo de juego ya bastante explotado. Aún así el juego nos da alrededor de 30 horas para explorar su campaña, que se puede hacer tanto en solitario, con la ayuda de IA o a través de una cooperación online.

En el apartado técnico es donde se encuentra los mayores aciertos que tiene el juego, que mantiene un diseño artístico imponente que obviamente se aprecia como un producto completamente japonés. Hablamos de un producto japonés porque los personajes cuentan con los rasgos que son característicos del anime, que van desde la técnica del dibujos, los rasgos faciales de los protagonistas, algo que no puede faltar son los grandes senos de los personajes femeninos, así que su relación con el animé es muy estrecha. Aún así todo esto se ve mucho más grande de lo que suele ser, ya que se toma libertades a la hora de crear un escenario gigante y que se amolda a esa estética futurista donde la destrucción y la belleza del ambiente van de la mano. Las cinemáticas están bien implementandas aunque a veces se extienden más de lo que deberían, aunque también denota que se ha trabajado mucho en montar una historia que resulte atractiva, y que no sea solo una excusa para dar golpes y combatir jefes a lo Souls.

Code Vein es un juego muy entretenido, y que a pesar de que estemos ante un nuevo título que bebe de la saga souls, tiene lo necesario para brillar con luz propia. Sus mejores aciertos son su narrativa y toda la ambientación al más puro estilo animé que puede haber, expandiéndose también a nivel jugabilidad a un estilo más universal para aquellos que no son muy amigos de los juegos japoneses. Su control se siente muy bien a la hora de combatir, a igual que la dificultad está bien media para ser un Souls like, quizá la exploración puede ser un tanto repetitiva pero aún así es un juego que cumple, y si tienes un amigo con quien jugar, mejor.

Calificación 8/10

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s