Análisis:.hack//g.u. last recode para Nintendo Switch

Por Marta Ros

Si ya ha creado su cuenta, por favor, disfrute del juego.


El juego que ya nos cautivó en PS2 llega, tras haberse hecho unos arreglillos, al fin a nuestra Nintendo Switch (ya estaba disponible en PS4 y PC). .Hack es una saga de juegos de simulación de MMORPG donde tenemos a nuestro personaje viviendo toda una aventura en The World, el juego.

Como se trata de una remasterización, creo conveniente analizar el juego desde dos vertientes. Primero hablar de .hack y luego hacerlo de esta remasterización en concreto. Así, no doy más la lata, ¡vamos a empezar nuestra aventura!

Bienvenido a The World
.hack cuenta la historia de Haseo quien tras muchas horas de juego se ha convertido en un aniquilador de PK. Los PK son aquellos jugadores que se dedican en exclusiva a acabar con otros jugadores. Esto, aunque pueda parecer una nimiedad, deja claro desde el principio que no es así pues el jugador que acaba muerto en el juego resulta en coma en la vida real.
Pues bien, a Haseo le han arrebatado así a una amiga y, tras su primer encontronazo con el presunto culpable, Haseo termina siendo rebajado al nivel 1 y teniendo que fortalecerse para poder vencerle de una vez.

Y aquí comienza nuestra historia, una historia que se desarrollará a lo largo de tres entregas (más un epílogo) y que desde luego es de las cosas que más enganchan de .hack.
El gran problema reside aquí en la barrera del idioma y es que el juego no llegó traducido y solo podemos disfrutarlo en inglés o japonés. Personalmente creo que se merece una traducción completa ya que incluye muchísimas escenas de video y textos constantes que explican todas las complejidades del juego. Una lástima.



Variedad a lo grande
El mundo de .hack es enorme. No solo contamos con varias ciudades donde realizar diversas actividades como aceptar misiones, comprar o vender objetos y tener nuestro gremio para conseguir mejoras. También tenemos las zonas de exploración y batalla propiamente dichas.
A ellas llegaremos a través de portales que funcionan de una manera realmente curiosa. Debemos introducir hasta tres palabras que crearán el bioma al que iremos a parar y que variarán tanto el contenido, como la dificultad como los enemigos que encontremos (y tesoros).

Cuando entramos en una zona de las que acabo de decir, encontraremos todo tipo de enemigos desperdigados por el mapa dando paso a uno de los aspectos que creo, es de lo mejor que tiene el juego.



Se acabó el pegar por pegar
En The World no basta con darle constantemente a la A para acabar con los enemigos.
En primer lugar, habrá zonas que requieran que vayamos acompañados y es que no hay nada mejor que conocer gente a través de un juego. Así, cuando hablamos con ellos, nos dan su “código” para así poder invitarles a nuestras partidas y poder hacer frente a lo más temible.

En segundo lugar, una vez que ya tenemos nuestro equipo formado, debemos prepararnos para la batalla. Un amplio inventario con bastante variedad de armas, amuletos y objetos se despliega para que podamos llevar lo que mejor nos venga y salir airosos de cada combate.
En tercer lugar, el combate propiamente dicho se divide en diferentes partes. Lo primordial será empezar el enfrentamiento que hará que se generen unas paredes invisibles para reducir el campo de batalla. Si empezamos nosotros la pelea, pillaremos desprevenidos a los enemigos pudiendo asestarles un primer golpe notorio y comenzar con cierta ventaja.
Durante el combate, debemos tener en cuenta nuestros combos, la posibilidad de hacer una habilidad más potente, así como ir subiendo la moral del grupo que generará que se vuelvan mucho más fuertes durante unos segundos pudiendo darle la vuelta a la tortilla si nos vemos en apuros.
Después de cada zona, habrá una pantalla donde nos indiquen qué tan bien lo hemos hecho y nos darán una calificación.

Aunque es un combate muy dinámico con muchas cosas para tener en cuenta, los enemigos pueden resultar algo repetitivos y sus ataques todavía más. Si dedicamos un par de tardes a levear antes de avanzar en la historia, la mayoría de los combates serán sencillos y se superarán sin mayor problema. Cierto es que, en gran número de ocasiones, podremos simplemente avanzar por el mapa evitándolos.



Es hora de desconectar
Como no podía ser de otra forma, The World no deja de ser un juego por lo que podemos desconectarnos cuando queramos.
Si lo hacemos, tendremos acceso al ordenador que nos permitirá revisar los vídeos guardados, contestar mails, e incluso jugar a alguna otra cosilla bastante curiosa. Si bien no es nada que nos mantenga entretenidos demasiado tiempo, sí que ofrece un toque diferente a lo que encontramos en otros juegos. Además, será necesario en muchas ocasiones revisar y contestar mails para poder seguir avanzando.

También es fuera del juego donde podemos intercambiar datos con los jugadores que vayamos conociendo y conseguir así mejorar nuestras relaciones y, por supuesto, conocer las actualizaciones del juego y las novedades que incluyan los eventos temporales (sí, los hay y al protagonista le cansan tanto como a mí).

¿Por qué un remaster?
Bueno, pues eso sería .hack. Una de mis sagas favoritas de pequeña y que Bandai Namco ha tenido para bien remasterizar. Y, personalmente, lo ha hecho fenomenal.
Destaco, sin lugar a duda, el excelente capítulo inédito que ata algunos cabos que quedaban sueltos a lo largo de las tres entregas por lo que ha sabido poner el broche perfecto.
Por su parte, las cinemáticas han sido rehechas y se ven muy bonitas y cuidadas. Respetando la estética original. Sí hecho de menos algo más de trabajo y que, por ejemplo, muevan la boca cuando hablan, pero bueno, son tan bonitas y hay tanto por mostrar, que queda en ocasiones, relegado a un segundo puesto.

También han incluido un nuevo modo de juego consistente en tener todas las habilidades desde el principio por lo que las partes de combate serán un mero trámite y podrás centrarte exclusivamente en la historia.
El modo Parody le da un toque jocoso al juego pues permite acceder a todas las cinemáticas vistas hasta la fecha con algún cambio como si de tomas falsas se tratase.
Y por último, tenemos el Terminal Disc que nos brinda algo de información sobre lo acontecido previamente de manera que empecemos a jugar sabiendo de qué va la cosa.



Conclusiones


Me ha encantado poder disfrutar de estos títulos al fin en mi Nintendo Switch.
A pesar de que salió hace ya años en PS4 y PC, no han metido ningún cambio y en cierto modo esto sí me ha decepcionado. Esperaba alguna mejora o de manera idílica el idioma español en el juego, pero no ha sido así.
Es un muy buen remaster que facilita el acceso a esta gran saga y que ha mejorado lo suficiente tanto visualmente como técnicamente para no resultar pesado de jugar.
No obstante, Bandai ha hecho un gran trabajo y ofrece un juego que nos dará una media de 25 horas por título (salvo el último) en las que seguramente no tengamos ratos tediosos o de aburrimiento y es que genera una historia tan profunda y turbia que no podemos parar de jugar para saber qué pasa.

Calificación 9/10

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s